ENVÍO DE LAS ONDAS MENTALES DE CORRECCION

 


 

La  Telekinesis Correctora Articular se basa en que la mente del cuerpo humano es capaz de llegar a un punto vibracional tal que puede emitir ondas vibracionales  de corrección hacia el cuerpo de otras personas, siempre y cuando se cuente con el permiso consciente de la persona a cuyo cuerpo va destinada,  para que estos cuerpos las acepten y utilicen esas ondas como supresoras de las que están enviando de lesión con lo que automáticamente pasa de un estado de lesión a un estado de no lesión corrigiéndose la lesión articular, siendo válido este método también para la lesión visceral.

La onda mental emitida hacia  el cuerpo de una persona determinada es de la misma frecuencia que las que emite dicho cuerpo pero está totalmente desfasada en relación a la onda emitida de lesión. La teoría de ondas dice que cuando interfieren dos ondas de la misma frecuencia pero desfasadas una respecto de la otra, esto se da cuando al interferir una está en la fase de cresta y la otra está en la fase de valle, las dos ondas se anulan mutuamente.

Este método está a día de hoy sin comprobación científica alguna sobre los procesos de emisión de información en cuanto al tipo de onda emitida, de qué parte del cuerpo de las personas parte esa información vibracional, de dónde parte la onda de corrección, cómo y dónde se producen esas interferencias vibracionales, cómo se produce el cambio de estado de lesión a no lesión, etc…

Pero lo que sí se puede comprobar es su efectividad. Esta comprobación se podrá realizar desde un doble campo. Por una parte desde el campo de la información emitida por el cuerpo de la persona ya que al producir la autocorrección de la lesión automáticamente va a dejar de emitir información de lesión para pasar a emitir información de normalidad.

Por otro lado desde el campo clínico, ya que tal como se puede comprobar la información recibida acerca de una lesión mediante  test clínicos de movimiento, palpación, etc…, se van a poder comprobar las correcciones ya que estos test darán resultados negativos certificando la corrección.

Ventajas de la telekinesis correctora articular

Se pueden destacar, entre otras, las siguientes ventajas en su aplicación:

- Se va a poder ir directamente  al foco de las molestias accediendo a  la información del cuerpo de la  persona interesada, evitando de esta manera  las subjetivaciones que se pueden dar al tratar estructuras asociadas directamente  al lugar de aparición de las molestias y que no están implicadas en ellas. Como se ha visto al explicar la transmisión del impulso nervioso el origen de una molestia que aparece en el cuerpo de una persona puede estar en cualquier parte de su estructura y no obligatoriamente en la estructura asociada geográficamente al lugar de aparición de las molestias. Se puede tener molestias y limitación al movimiento en un hombro y no haber ninguna lesión articular en ese hombro sino deberse a otras lesiones ya sean articulares o viscerales en cualquiera otra parte de la estructura corporal. Si no se llega a esos orígenes y se trabaja sólo a nivel del hombro los resultados que se obtengan no serán muy amplios, sobre todo en su duración, y a la vez se está dando al cuerpo de la persona una información incorrecta. Se le estará diciendo a través del contacto físico en la zona  que en ese hombro hay algo cuando no lo hay y finalmente se puede llegar a que el cuerpo desarrolle alguna lesión a nivel de ese hombro ya que se estará excitando terminaciones nerviosas que informarán a ese nivel al cerebro de la persona y se puede llegar a establecer otro circuito de lesión donde sí aparezca el hombro como origen ya que se van a juntar una transmisión aferente (tratamiento local) y otra eferente (molestias ) en la misma estructura.

-  Al realizar el trabajo a distancia se salvan todos los obstáculos que pone esa misma distancia en cuanto a desplazamientos (ya sea por parte del facilitador como de la persona interesada), nivel económico, ahorro de tiempo,  reducción de riesgos por accidentes de tránsito,  limitación por imposibilidad de desplazamiento…  Se va a poder acceder a las correcciones en el mismo momento en que aparezcan las molestias evitándose demoras en la resolución de lesiones.

-  Al ser el propio cuerpo de la persona el que, al aceptar la indicación de corrección, procede a realizar dichas correcciones, se evitan todos los riesgos asociados a cualquier técnica  invasiva. A su vez se va a garantizar que se produzcan dichas correcciones, acortando notablemente el trabajo a realizar sobre esa persona con el fin de la desaparición de las molestias.  Al no haber contacto físico tampoco se van a producir tensiones en la persona por temor a la aplicación de manipulaciones directas, sobre todo a nivel manipulativo vertebral.

-  Las correcciones se hacen accesibles a toda aquella persona que por sus particularidades (enfermedades degenerativas, vasculares, neurológica, fracturas recientes, etc…) queda excluida de los tratamientos mediante técnicas de corrección invasivas.

          -  Mayor duración de los reajustes realizados al poder acceder a corregir de forma global  toda la estructura corporal dentro del campo articular.

      -   Se puede actuar a nivel preventivo, ya que al ser posible la corrección de todas la lesiones articulares  se evita  que estas lesiones provoquen o sean  origen de futuras molestias.

      -  Permite la autocorrección de lesiones por parte del facilitador.

Inconvenientes

Por el momento no se han descrito.

 

 

Volver a principal